El Karst de la Utrera en peligro

Etiquetas

El Karst de la Utrera en peligro

El Karst de la Utrera, si exceptuamos el Peñón de Gibraltar, es el Karst más meridional de Europa. Alberga una red de cavernamientos, que en algunos casos nos hablan de los primeros pobladores de esta tierra.

Éste fantástico Karst, presenta un patrimonio geológico de vital interés, y su medio subterráneo esta dándonos sorpresas continuamente. Se han catalogado ya más de 50 cavidades en este paraje.

Además la presencia humana en el Karst viene evidenciada por los yacimientos arqueológicos que se esta descubriendo en las cavidades, así como el conocido asentamiento del poblado de Villavieja, situado en la parte alta del Karst, y del que todavía podemos ver los restos de viviendas, murallas y fortificaciones.

El peligro que acecha

Uno de los principales problemas medioambientales a los que se enfrenta el Karst de la Utrera es sin duda la excavación a cielo abierto de la cantera de áridos.

Desde años la intensa labor de extracción de roca es incesante, y sobre todo en los últimos años en los que el boom inmobiliario de la costa del sol rozó cotas insospechadas. De igual manera es increíble que se esté destruyendo este importante paraje natural para abastecer de roca y áridos a la colonia inglesa de Gibraltar, para realizar rellenos en la costa de levante, para la construcción de un complejo turístico con un atraque para grandes yates; destruyendo de igual manera la costa andaluza e implicando un cambio drástico de las condiciones medioambientales de las playas de la localidad de La Línea.

El caso es “kafkiano”, destruimos un paraje natural andaluz para volver a destruir otro paraje marítimo andaluz… increíble. Los resultados no pueden ser más devastadores.

La importancia geológica del Karst de la Utrera ha sido ya puesta de manifiesto en diversas conferencias y publicaciones, tanto a nivel nacional como internacional, y esta claro que la singularidad de éste paraje requiere de una atención prioritaria; tanto por sus condiciones geológicas, que son claramente similares a las del Torcal de Antequera, y que podrían estar encuadradas, ya, dentro de la reciente figura creada por la Unión Europea de GeoParque; como por sus indicadores faunísticos y vegetales.

Pero la mayor importancia de éste Karst de la Utrera es el indicador arqueológico; se han datado yacimientos arqueológicos en el karst con más de 6.000 años de antigüedad, algunas cavidades presentan importantes restos que pueden darnos una idea de las poblaciones que estuvieron asentadas en el Karst en aquella época.

Y concretamente una de ellas, la Cueva del Gran Duque (CRS-9), de la que ya se ha tratado anteriormente de forma independiente, se encuentra por su situación en un grave peligro de desaparición. Además de los continuos expolios que esta sufriendo la cavidad desde su descubrimiento hasta el inminente deterioro que puede causarle las cercanas voladuras llevadas a cabo en la cantera, que ya se encuentra excesivamente cercana a su localización.

El tiempo pasa, y cada vez se hace más difícil poder proteger este Karst de la Utrera, los intereses económicos son excesivamente poderosos; pero eso no quiere decir que se pudiera buscar una solución favorable a los distintos extremos actuales  del Karst.

Los sentimientos de impotencia e indignación que sentimos los que amamos este paraje malagueño nos desaniman ante la impasividad de los organismos pertinentes. Estamos perdiendo un patrimonio natural y geológico de imposible reposición.

Impresiona ver lo que se ha destruido, sobre todo a los que conocieron esta parte del torcal que antes aquí existía, allí se llevaron a cabo innumerables jornadas espeleológicas catalogando, topografiando y descendiendo cavidades, que ya sólo existen en el recuerdo.

Sin contar con que se esta destruyendo un importante hábitat natural que alberga especies animales y vegetales de vital importancia.

Es necesario hacer llegar a los responsables de donde sea, los valores ecológicos, naturales y geológicos que se alberga en el Karst de la Utrera. Es preciso realizar una apuesta arriesgada para poder salvaguardar lo que ahora tenemos, porque si no en pocos años, todo el Karst de la Utrera será como la tercera fotografía, un agujero inmisericorde de destrucción. ¿No son suficientes las importantes condiciones exclusivas de éste paraje para hacer saltar las alarmas ya?. No van a valer de nada los estudios que se han llevado a cabo en esta Sierra, no va a servir de nada su importancia natural. No va a valer de nada el importante legado arqueológico que guarda la Sierra en su interior. No valdrá de nada que uno de los parajes naturales más emblemáticos del Sur de Andalucía sea conocido internacionalmente.

Todo quedará en nada, si no se toman las medidas oportunas, ahora que todavía se esta a tiempo. Es una pena que un paraje de tan alto valor patrimonial se esté degradando sin que nadie, a pesar de solicitar continuamente a las administraciones públicas y otros organismos se tomen las medidas oportunas. Tan sólo unos pocos implicados en la protección de éste importante hábitat, han iniciado tímidamente la puesta en valor del Karst de la Utrera.

Han pasado más de treinta años desde que por primera vez pisamos el Karst de la Utrera, desde aquella década de los setenta en la que recorrerlo, descender sus cavidades o escalar las paredes del Canuto, eran toda una aventura; el cambio ha sido abismal. En el recuerdo queda haber montado un campamento en la parte central del Canuto de la Utrera, a resguardo de un pequeño bosque de algarrobos y alcornoques, donde hoy existen dos grandes plataformas para una prospección de petróleo que se llevó a cabo en los años ochenta. Después del intento fallido, allí quedaron los restos de las construcciones, y la imagen deprimente de la degradación de un lugar de una impresionante belleza natural.

Todo esta en nuestras manos. Si lográramos tocar la fibra sensible de algunos cargos de los organismos oficiales, quizás podríamos legar a las próximas generaciones un Karst de la Utrera en las mejores condiciones posibles, un espacio para aprender el comportamiento geológico de ésta zona y conocer el legado del patrimonio arqueológico que nos muestra cómo eran los primeros pobladores del Karst de la Utrera.

Hemos colocado un video en youtube como denuncia de los problemas de degradación del Karst, accede a él desde aquí:

El Karst de la Utrera en peligro

Jorge L. Romo

2 Responses to “El Karst de la Utrera en peligro”

  1. antonio caravaca dice:

    Me gustara difundir una observación que realice este verano en referencia al canuto de la utrera. Desde la carretera que va de sabinillas a estepona, o desde las zonas altas de estepona orientadas hacia el oeste se ve el perfil del canuto en el horizonte como una “u”. Pues bien, hay dos momentos del año (fin de febrero-marzo y fin de junio-julio) que el sol cuando se pone encaja perfectamente en esta “u”. Probablemente, este fenómeno era conocido por los primeros habitantes de esta zona, que lo usarían como indicador de los momentos del año en que las horas de luz y de oscuridad eran equitativas. Asimismo, esta peculiaridad daría a el canuto de la utrera un carácter sagrado como lugar de enterramiento. Un lugar idóneo para observarlo es la zona alta del polígono industrial de estepona orientada hacia el oeste.

  2. I was suggested this web site by my cousin. I am not sure whether this post is written by him as nobody else know such detailed about my trouble. You’re wonderful! Thanks!


Deja tu comentario

Copyright © 2017 CES-ESCARPE

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hYm91dF9idXR0b248L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hYm91dF9oZWFkZXI8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hYm91dF9waG90bzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2FwZXJ0dXJlL2ltYWdlcy9GQUUucG5nPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWJvdXRfdGV4dDwvc3Ryb25nPiAtIE51ZXN0cm8gQ2x1YiwgZXN0YSBhZmlsaWFkbyBhIGxhIEZlZGVyYWNpw7NuIEFuZGFsdXphIGRlIEVzcGVsZW9sb2fDrWEuDQpGdWUgZnVuZGFkbyBlbiAxOTg5LCBlbiBMYSBMw61uZWEgZGUgbGEgY29uY2VwY2nDs24gKEPDoWRpei1Fc3Bhw7FhKTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9hZHNlbnNlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfMzAwX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8xMi1mYWUuZ2lmPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfMzAwX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly9hbmRhbHVjaWFleHBsb3JhLmJsb2dzcG90LmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2NvbnRlbnQ8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2NvbnRlbnRfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2NvbnRlbnRfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzcyOHg5MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfY29udGVudF91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnNjaW50aWxlbmEuY29tLzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2hlYWRlcjwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaGVhZGVyX2NvZGU8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9oZWFkZXJfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaGVhZGVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3RvcDwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX2Fkc2Vuc2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF90b3BfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3Lndvb3RoZW1lcy5jb20vYWRzLzQ2OHg2MGEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdG9wX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FsdF9zdHlsZXNoZWV0PC9zdHJvbmc+IC0gYmFieV9ibHVlLmNzczwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2F1dG9faW1nPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2dfY2F0PC9zdHJvbmc+IC0gMSw4LDQ8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19ibG9nX25hdmlnYXRpb248L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYmxvZ19wZXJtYWxpbms8L3N0cm9uZz4gLSAvP2NhdD0xMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2dfc3VibmF2aWdhdGlvbjwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19idXR0b25fbGluazwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NhdF9ib3hfMTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF8xMDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzEwX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF8xX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy84LWV4cGxvcmFjaW9uZXMuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF8zPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NhdF9ib3hfM19pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NhdF9ib3hfNDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzRfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF81X2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF82PC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzZfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LmNlcy1lc2NhcnBlLm9yZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzUtc2llcnJhbmV2YWRhMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94Xzc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NhdF9ib3hfN19pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNi1hbG1hbmNoYXJlczEuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY2F0X2JveF84PC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzhfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LmNlcy1lc2NhcnBlLm9yZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzctRVhQRURJQ0lPTkVTLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NhdF9ib3hfOTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jYXRfYm94XzlfaW1hZ2U8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jdXN0b21fY3NzPC9zdHJvbmc+IC0gPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Zhdmljb248L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWF0dXJlZF9wb3N0czwvc3Ryb25nPiAtIDY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19mZWVkYnVybmVyX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19sb2dvPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8yMC1DYWJlY2VyYV9DZXNfRXNjYXJwZTIucG5nPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9hcGVydHVyZS88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19uYXZfZXhjbHVkZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIGZhbHNlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2Nyb2xsZXJfcG9zdHM8L3N0cm9uZz4gLSA2PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2hvcnRuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gd29vPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdGhlbWVuYW1lPC9zdHJvbmc+IC0gQXBlcnR1cmU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb191cGxvYWRzPC9zdHJvbmc+IC0gYToxODp7aTowO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMjAtQ2FiZWNlcmFfQ2VzX0VzY2FycGUyLnBuZyI7aToxO3M6Nzg6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTktQ2FiZWNlcmFfQ2VzX0VzY2FycGUyLnBuZyI7aToyO3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTgtQ2FiZWNlcmFfY2VzLnBuZyI7aTozO3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTctQ2FiZWNlcmFfY2VzLnBuZyI7aTo0O3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTYtQ2FiZWNlcmFfY2VzLnBuZyI7aTo1O3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTUtQ2FiZWNlcmFfY2VzLnBuZyI7aTo2O3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTQtQ2FiZWNlcmFfY2VzLnBuZyI7aTo3O3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTMtYmFubmVyNzI4eDkwLmdpZiI7aTo4O3M6NjA6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTItZmFlLmdpZiI7aTo5O3M6NjM6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMTEtNzI4eDkwLmdpZiI7aToxMDtzOjY0OiJodHRwOi8vd3d3LmNlcy1lc2NhcnBlLm9yZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzEwLTcyOHg5MGIuZ2lmIjtpOjExO3M6Njk6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvOS1iYW5uZXIyMjB4MTIwLmdpZiI7aToxMjtzOjY5OiJodHRwOi8vd3d3LmNlcy1lc2NhcnBlLm9yZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzgtZXhwbG9yYWNpb25lcy5qcGciO2k6MTM7czo2ODoiaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy83LUVYUEVESUNJT05FUy5qcGciO2k6MTQ7czo2ODoiaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy82LWFsbWFuY2hhcmVzMS5qcGciO2k6MTU7czo2OToiaHR0cDovL3d3dy5jZXMtZXNjYXJwZS5vcmcvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy81LXNpZXJyYW5ldmFkYTEuanBnIjtpOjE2O3M6NjY6Imh0dHA6Ly93d3cuY2VzLWVzY2FycGUub3JnL3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvNC13b28tdGhlbWVzLnBuZyI7aToxNztzOjY2OiJodHRwOi8vd3d3LmNlcy1lc2NhcnBlLm9yZy93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzMtTE9HT19jb3BpYS5wbmciO308L2xpPjwvdWw+